"Han criticado mi gestión sin saber todo lo que hemos hecho" dice el Alcalde de Ginebra Camilo Jose Saavedra Conde September 3, 2015 Articulo publicado en en la web Disfruta Ginebrahttp://disfrutaginebra8.wix.com/disfruta-ginebra#!Han-criticado-mi-gesti%F3n-sin-saber-todo-lo-que-hemos-hecho/cjds/55e875420cf23d0feffa77eb

En entrevista, el alcalde Camilo José Saavedra, dice que quienes se han dedicado a atacarlo desconocen todo lo que su administración ha hecho. Dice que se hará otro coliseo en el casco uurbano igual al de Costa Rica.

A cuatro meses de terminar su periodo como Alcalde de Ginebra, Camilo José Saavedra está convencido de que estos años al frente del municipio no han sido en vano. Y aunque dice que muchos lo han criticado sin siquiera acercarse para conocer qué está haciendo, reconoce que quizás al término de su mandato haya cosas que no alcance a hacer.

Sin embargo, está seguro de haber hecho lo correcto. Lo ha demostrado dándoles la oportunidad a cerca de mil personas para que se formen gratuitamente para desarrollar empleos, acompañando técnicamente y educando a los campesinos, construyendo vías rurales y urbanas, gestionando y construyendo viviendas nuevas y arreglando las que están en mal estado, dándoles herramientas a los jóvenes para educarse mejor, y en resumen, dando lo mejor de sí como alcalde y como hombre que ama a su pueblo, como él mismo lo dice, para el progreso de esta población. El Alcalde habló sobre su gestión en esta entrevista con Disfruta Ginebra.

¿Por qué decidió apostarle tanto a algo que para algunos no se ve como lo social?

Desde sus inicios Ginebra se caracterizó por ser un pueblo de oportunidades, donde se pensaba en el bien común. Pero cuando uno ve que eso se va perdiendo, necesariamente hay que entrar a buscar maneras de generar una mejor convivencia y mejorar la economía, de dar una ocupación adecuada de tiempo libre de la gente y fortalecer a la familia para que Ginebra continúe siendo un modelo de paz y desarrollo social a nivel nacional.

¿Qué quiero decir? Que esta visión ha dejado resultados muy positivos. El hecho de que cerca de mil personas hayan participado en cursos gratuitos de formación para el empleo, significa que estas personas están ocupando debidamente su tiempo, mejorando sus conocimientos: hoy tenemos mejores sastres, cosmetólogas, manicuristas, pintores, peluqueras, que lo están haciendo con mayor calidad, que tienen nuevos clientes y esto se ve reflejado en mejor calidad de vida. Familias con mejores ingresos, o madres cabeza de familia con herramientas para sacar adelante a sus hijos.

La gente ha esperado mucho los dos programas de vivienda que usted anunció. ¿Cuándo comienza la construcción?

Comenzamos muy pronto. Pero hay que explicar lo siguiente: Ginebra tiene un déficit cercano a dos mil viviendas. Dentro de la proyección que hicimos al comienzo vimos la necesidad de generar unos espacios acordes con el ordenamiento territorial, y lo aprovechamos para ampliar los terrenos urbanos teniendo en cuenta también a Costa Rica y La Floresta. De esta manera dimos un primer paso: unos terrenos nuevos para hacer vivienda. Luego vimos la oferta de vivienda de interés social del Gobierno Nacional, presentamos proyectos, y fuimos el único municipio del Valle al que le aprobaron dos proyectos: Villa Libia en Ginebra con 196 casas y Santa Bárbara en Costa Rica con 71. Hemos estado en la tarea de complementar la información. Hay 2.000 mil solicitudes, pero apenas 300 cumplen con los requisitos que exige el Gobierno. De esas 300 personas que entregaron documentos ya se preaprobaron 60 beneficiarios a quienes el Gobierno les dará el subsidio y el banco estudiará otorgarles el crédito. Debe quedar claro que el Alcalde no escoge a nadie, de ninguna manera. Esto funciona así: nosotros enviamos los documentos, el Ministerio de Vivienda los revisa y escoge y el banco finalmente aprueba el crédito. El costo de cada vivienda es de $45 millones. La Nación da $15 millones de subsidio, el Municipio da $3 millones (costo del lote) el beneficiario debe tener ahorrado $2’156.000 y el saldo que es alrededor de $22 millones lo financia un banco. La cuota máxima a pagar es de $180 mil mensual para cada familia.

¿Qué les dice a quienes afirman que usted no ha invertido en la zona rural?

Es hacia donde más hemos enfocado esfuerzos. En el campo está el futuro. Eso se los digo a los campesinos; no saben dónde están parados. Hoy, mientras hay regiones del mundo donde no hay comida, en la parte alta de Ginebra están dadas todas las condiciones para sembrar alimentos. Nosotros tenemos mucho potencial y no hemos sabido aprovecharlo. ¿Qué hemos hecho? Cambiamos el método. No es tome un kilo de semilla o insecticida y ya. Hemos fortalecido la asistencia técnica y el acompañamiento a los campesinos. Hay que cambiar la cultura, que es difícil, pero hay que tecnificar, usar técnicas modernas y saber cómo hacer más rentable una parcela. Es nuestra responsabilidad seguir cambiando esta manera de hacer las cosas.

El 50% del territorio de Ginebra es campesino, ellos dependen de nosotros y nosotros de ellos. No he dado lo suficiente, los recursos son pocos, pero hemos hecho obras para mejorar la labor del campesino. El elemento vital del sector son las vías terciarias y allí les invertimos en pavimentos con placa huellas para que saquen sus productos. Eso lo podrán conocer a medida que vean este periódico, todo lo que hemos hecho en acueductos, escuelas, puentes y con fomento a la producción como en el caso de los trucheros.

Usted dice que quiere dejar cosas de perduren, ¿además de las viviendas qué se viene?

Ya se realizaron los estudios y se radicará un proyecto para hacer un acueducto que lleve agua desde la cuenca del río Flautas hacia La Selva y a todo el corregimiento de Costa Rica. Eso no ha permitido que llegue mayor desarrollo a este sector. Pero ya logramos que la Gobernación y Vallecaucana de Aguas invirtieran $500 millones en estudios para el proyecto, que ahora es viable para hacer un acueducto interveredal del que se beneficiarán 6.500 personas. Se trata de una producción de 17 litros de agua por segundo, calidad de agua, tratamiento mínimo, costos bajos y por ende bajas tarifas para la comunidad. Vamos a socializar en Costa Rica el proyecto y se va para el Gobierno. Tiene un costo de $6 mil millones, pero durará 25 años. Igualmente, así como construimos un coliseo muy bonito en Costa Rica, un Centro de Integración Comunitaria, así mismo gestionamos para construir uno en Ginebra, que esperamos quede ubicado en el Parque de la Música.

El recaudo de impuestos ha mejorado. ¿En qué se han usado esos recursos?

Hemos pavimentado 19 calles y este año vamos a hacer 20 calles más en Costa Rica, Sabaletas y Ginebra. Con ese dinero invertimos cerca de $100 millones en monitores deportivos para masificar varias disciplinas en el municipio y en las escuelas, estamos modernizando el archivo histórico de la Alcaldía, estamos haciendo el inventario y avalúo de los bienes tanto rurales como urbanos del Municipio, hemos hecho cerca de 100 mejoramientos de vivienda a familias cuyas casas estaban en mal estado. Todo este buen uso de los impuestos ha hecho que el Departamento Nacional de Planeación haya destacado el desempeño fiscal y haya puesto a Ginebra entre las primeras 300 entidades públicas mejor calificadas del país, entre 10 mil que fueron evaluadas. Además, el hecho de que en 2014 y 2015 hayamos superado las expectativas de recaudo en predial e industria y comercio significa que la gente confía en que en esta administración estamos invirtiendo bien sus contribuciones. Aun así Ginebra a nivel económico sigue dependiendo en un 70% de las transferencias nacionales.